A la hora de elegir una cama de lactancia, hay que tener en cuenta dos criterios fundamentales: el
el tipo de estructura o unidad sanitaria donde se utilizará y el tipo de pacientes a los que se destina.

Las camas médicas se utilizan en varios ámbitos:

  • Residencias de ancianos
  • Asistencia a domicilio

También hay camas con características específicas, diseñadas para determinados tipos de pacientes:

  • Personas mayores o con movilidad reducida
  • Personas con sobrepeso (camas bariátricas)
  • Niños (camas pediátricas)

Las camas de hospital pueden tener características y funciones que aumenten la comodidad de los pacientes y del personal sanitario, faciliten el transporte de los pacientes, aumenten la seguridad, etc.

Confort para el paciente

Hay muchas características y funciones que afectan a la comodidad de los pacientes y las enfermeras, así como a la facilidad de transporte y la seguridad. A continuación se ofrece una breve lista de las principales características que deben tenerse en cuenta en función del tipo de paciente y del tipo de atención que se le va a prestar.

  • Número de secciones de cama articuladas, o juntas
  • Posibles posiciones, Trendelenburg, posición sentada, etc.
  • Presencia de un mecanismo de elevación de las piernas
  • Altura de la cama: una cama muy baja, por ejemplo, tendrá un impacto positivo en la autonomía de algunos pacientes.
Ergonomía para el personal hospitalario:

La comodidad del personal del hospital también es de suma importancia. La ergonomía de la cama también depende de ciertas características y funciones de la misma. Entre las camas más ergonómicas se encuentran las siguientes:

  • Cama con respaldo ajustable eléctricamente
  • Cama regulable en altura con mando a distancia
Fácil manejo de la cama

Las camas de los hospitales pueden tener características que repercutan positivamente en la facilidad de transporte de un paciente encamado, por ejemplo, de un lugar a otro

  • Cama de pedales (los pedales son accesibles desde cada lado y permiten bloquear y desbloquear las ruedas)
  • Cama móvil motorizada.
Seguridad de los pacientes

Para aumentar la seguridad del paciente y evitar el riesgo de caídas, una cama médica puede estar equipada con:

  • Barreras desmontables
  • Cama muy baja para limitar el riesgo de lesiones graves en caso de caída
Precio

El coste de una cama de hospital dependerá, por supuesto, del tipo de cama y de las opciones y accesorios que tenga. Las camas manuales, por ejemplo, son, por razones obvias, menos costosas que las eléctricas y constituyen una solución limitada para los pacientes que suelen permanecer en la misma posición durante mucho tiempo. Las camas semieléctricas son una solución intermedia.

Cómo elegir una cama médica para la atención domiciliaria

Las camas de asistencia domiciliaria pueden tener características y funciones diferentes a las de las camas de hospital. Las empresas que ofrecen estos modelos suelen prestar aún más atención a la comodidad del paciente y a la estética de la cama. A continuación se describen los principales criterios que hay que tener en cuenta a la hora de seleccionar y comprar una cama de asistencia domiciliaria.

Facilidad de uso:

Algunas características facilitan el uso diario de la cama, como el accionamiento eléctrico de la articulación del marco, la facilidad de inclinación del respaldo, la anchura de la cama, etc.

Estética

Las camas de asistencia domiciliaria existen en una amplia variedad de diseños, materiales y acabados (por ejemplo, madera), para que el paciente pueda elegir un modelo que se adapte al estilo de su habitación.

Dimensiones

A diferencia de las camas de hospital, los modelos de atención domiciliaria también existen en formato de cama doble,

Cómo elegir una cama de hospital de alquiler.

Las características de una cama de hospital eléctrica de alquiler son las mismas que las de compra. La cama debe permitir que el personal médico, los cuidadores y los asistentes realicen el tratamiento con menos esfuerzo físico.

Las ventajas del alquiler son numerosas.

- Poder elegir una cama muy avanzada sin gastar demasiado dinero.

- Poder utilizar un servicio durante un periodo de tiempo determinado a la espera de que el asl entregue el equipo médico.

- Tener las ayudas en casa en poco tiempo, a menudo con un máximo de 24 horas.

Etcs......

Qué tipo de colchón elegir para una cama ortopédica de hospital

Hay varios factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un colchón de cama de hospital, desde la flexibilidad, el grosor, la capacidad de lavado y las propiedades antidecúbito.

Flexibilidad

El colchón no debe ser demasiado rígido para que pueda adaptarse a los diferentes movimientos del somier.

Espesor

La comodidad del paciente dependerá en gran medida del grosor del colchón. Si el paciente tiene que pasar más de 12 horas al día en la cama, es preferible invertir en un colchón más grueso y, por tanto, más cómodo.

Lavabilidad

El colchón debe ser fácil de lavar. Para las personas que sufren de incontinencia, es esencial optar por un colchón con una funda antimicrobiana.

También es aconsejable elegir un colchón y una funda impermeables y resistentes a las manchas.

Antidecúbito

Algunos colchones reducen el riesgo de úlceras por presión. Pueden ser de espuma viscoelástica o neumáticas. Estos últimos también se denominan colchones hinchables. Los colchones viscoelásticos distribuyen el peso del paciente de manera uniforme y se adaptan a los cambios de peso y presión de las distintas partes del cuerpo, evitando las úlceras por presión. Los colchones neumáticos, en cambio, están formados por una serie de celdas de aire cuya presión se regula automáticamente mediante un compresor.

es_ESEspañol